Por esta época del año muchos de nosotros deseamos tomar un  merecido descanso. Quizás algunos viajes son más largos que otros pero siempre es importante llevar algún tipo de refrigerio. Aprovecha las pausas activas para caminar un poco, estirar los músculos y comer algo, no necesariamente tienen que ser papas fritas y gaseosas. Se pueden hacer preparaciones muy sencillas, saludables y muy ricas.

A continuación algunos alimentos que no se deben llevar como refrigerio en un viaje largo.

  • Preparaciones a base de huevo (Sándwich, huevos duros etc.)
  • Frutas con un grado de maduración bastante avanzado.
  • Zumos de fruta con fermentación rápida (Piña, guayaba, uva etc.)
  • Zumos o jugos de frutas mezclados con leche.

Es muy importante siempre buscar la practicidad, por ende tendremos que tener en cuenta:

  • Empaques de plástico con cierres herméticos  para conservar alimentos.
  • Recipientes herméticos para conservar bebidas.
  • Servilletas desechables.
  • Maletín en material térmico.
  • Paños húmedos para el aseo de las manos.

A continuación recetas muy sencillas para realizar algunos refrigerios.

Sándwich de mermelada, jamón serrano y queso Brie

Para 5 personas

  • 10 tajadas de pan de molde integral
  • 100 gr de mermelada de frutos rojos
  • 50 gr de mantequilla
  • 5 lonjas de jamón serrano cortado en tiras
  • 1 queso brie cortado en lonjas

Preparación

Coloque sobre una tajada de pan un poco de mermelada, la mantequilla, unas tiras de jamón serrano y una lonja de queso brie. Tape con la otra tajada de pan y corte en diagonal. Envuelva cada mitad con papel aluminio y reserve en el maletín térmico.

Agua fresca de pepino, limón y jengibre

Para 2 litros

  • 2 litros de agua
  • ½  pepino cortado en rodajas
  • 1 limón cortado en rodajas
  • 1 raíz pequeña de jengibre rallada
  • 3 cucharadas de panela rallada

Preparación

En un recipiente agregue el agua, el pepino, el limón, la ralladura de jengibre y panela. Mezcle bien y lleve a la nevera durante  12 horas. No olvide empacarlo en la maleta térmica y agite bien al momento de beberlo.

También puede incluir en su refrigerio frutos secos (Arándanos, nueces, almendras, maní etc.) Yogurt ó kumis (Siempre y cuando tengan una temperatura congelada) y abundante cantidad de agua fresca.