Que este nuevo año esté lleno de cambios, aprendizajes y retos depende de ti. Sin embargo hoy queremos proponerte cinco retos para que tengas un estilo de vida saludable o fortalezcas esos hábitos que pudiste perder por la temporada de fiestas.

Toma más agua: el agua es tu mejor opción para mantenerte hidratado durante el día, además es esencial para el correcto funcionamiento de tu cuerpo, ya que facilita la absorción y circulación de nutrientes.

Tip: si no te gusta el sabor natural del agua, puedes agregarle trozos de tu fruta favorita para darle sabor, por ejemplo: rodajas de limón, cascos de naranja o mandarina, fresas tajadas.

Cocina más en casa: preparar tus propios alimentos te ayuda a conocer y controlar el uso de ingredientes como sal, grasas y azúcar. Prioriza en tus recetas los alimentos naturales y frescos pues son naturalmente ricos en vitaminas, minerales y nutrientes esenciales en tu cuerpo.

Tip: prefiere en tu cocina métodos de cocción saludables como el asado, cocido y al horno. Evita la fritura, ya que tus alimentos absorben grasa lo cual eleva las calorías que estos te aportarán. 

Ten cuidado con la sal: la sal es la principal fuente de sodio en nuestra alimentación, por eso es importante controlar la cantidad que usamos ya que un consumo en exceso de sodio está relacionado con la presencia de tensión arterial elevada y enfermedades cardiovasculares.

Tip: no agregues sal a los alimentos ya preparados, para evitar esto no uses saleros en la mesa. También puedes reducir el uso de sal en la cocina usando hierbas aromáticas para condimentar.

Mantente activo: realizar actividad física con frecuencia favorece la salud de tu corazón, músculos y huesos. Encuentra  un ejercicio o deporte que te apasione, prueba diferentes opciones como la natación, el baile y el yoga.

Tip: practica actividad física por lo menos 30 minutos al día o 150 minutos a la semana para mantener tu cuerpo saludable.

Cuida tus espacios de alimentación: no saltarse ninguna comida es un hábito saludable que debes practicar, pues te ayuda a mantener tu metabolismo activo, tu energía en equilibrio y siempre lista para que puedas llevar a cabo tus actividades diarias.

Tip: tus entre comidas son muy importantes, no las omitas. Ten siempre contigo snacks saludables que puedas llevar y consumir con facilidad como: frutas enteras, frutos secos, yogures y snakcs de queso o jamón.