Día tras día la importancia del consumo de las frutas ha venido creciendo ya que en estas encontramos gran cantidad de componentes que son de gran importancia para nuestro cuerpo, es por eso que, En una dieta saludable, es recomendable comer diariamente por lo menos cinco piezas de fruta y dos o tres raciones de vegetales, especialmente de variados colores, los cuales añaden diferentes nutrientes para asegurar una buena salud. En el día de hoy hablaremos de un grupo muy especial de ellas que son las de color rojo.

  • Tienen una gran característica antioxidante.
  • Son una gran fuente antiinflamatoria.
  • Altos el fibras y bajos en calorías.
  • Disminuyen el riesgo de sufrir enfermedades relacionadas con el corazón.
  • Tiene propiedades neuroprotectoras.
  • Frutas como las fresas son buenas para regular el azúcar en la sangre, y sirve para combatir los radicales libres.
  • Las cerezas contienen melatonina, una hormona que ayuda a regular el ciclo del sueño.
  • Son ricos en flavonoides que gracias a sus virtudes analgésicas ayudan con la protección y cuidado del estómago y el hígado.   

Características de los frutos rojos más conocidos:

FRESAS:  Son ricas en vitaminas E, C, B y K betacarotenos, folatos, potasio y fibra. Su toque ligeramente ácido es sin duda una de sus mayores propiedades para luchar frente a infecciones y al ataque de los radicales libres. Combaten la tensión alta y el ácido úrico. Y dato a tener en cuenta: es la fruta que mayor poder antioxidante tiene.

CEREZAS: ayudan a reducir el ácido úrico y reducir el dolor de las articulaciones. Dispone de un gran aporte de betacaroteno, vitamina C, son diuréticas y disponen de un buen aporte de potasio.

CIRUELA ROJA: Si las tomamos secas, serán un gran remedio para curar nuestro estreñimiento. Esta fruta sabrosa que nos encanta tanto en mermelada como de forma natural, dispone de vitamina C, E, y maravillosos antioxidantes.

MORAS: Son deliciosas, perfectas para aderezar desayunos e infinidad de nuestros platos. Nos ayudan a reducir el colesterol malo, cuidan de nuestros dientes y encías, son ricas en vitaminas C, vitamina E.

CARLOS MELENDEZ