Cada año alrededor del mundo se celebra el día mundial de la salud, en el que se conmemora el aniversario de la fundación de la Organización Mundial de la Salud en 1948, la cual elige diferentes temas para promoverlos e invitarnos a luchar contra un problema de salud.

La salud y el bienestar dependen en gran medida de unos buenos hábitos de vida, entre los cuales se encuentran el no consumir tabaco, limitar el consumo de bebidas alcohólicas, realizar actividad física regularmente y tener una alimentación saludable, esta última específicamente es indispensable ya que existen enfermedades que se desarrollan principalmente por una alimentación desbalanceada como es el caso de la diabetes y la hipertensión arterial. Por esto a continuación te damos algunos tips para hacer de tu alimentación un hábito saludable:

  • Incluye todos los grupos de alimentos en tu dieta pero respeta el tamaño de las porciones de cada uno.
  • Limita tu consumo de azúcar y productos azucarados como dulces, gaseosas y jugos procesados.
  • Consume diariamente  de 4 a 5 porciones de frutas y verduras, estas aportan vitaminas y minerales indispensables para nuestro cuerpo.
  • Disminuye el consumo de productos altos en sodio y evita adicionar sal a los alimentos, ya que un alto consumo de estos puede aumentar los niveles de presión sanguínea.
  • Distribuye tu alimentación en 5 o 6 momentos del día, con 3 comidas principales y 2 o 3 snacks.
  • Mantente hidratado consumiendo agua durante el día.
  • Evita consumir alimentos altos en grasas saturadas y trans, estas grasas puede generar taponamiento de las arterias e infartos.
  • Consume leche y derivados lácteos, estos son la principal y mejor fuente de calcio disponible, el cual es necesario para la mineralización ósea y el buen funcionamiento nervioso.
  • Prefiere los cereales y harinas integrales, pues por su alto contenido de fibra favorecen el funcionamiento y el tránsito intestinal.