Un tema recurrente en navidad es que ésta nos deja unos kilitos de más, sin embargo, es muy importante que nuestros hábitos alimenticios en esta época cambien. Si bien en ésta celebración la gran cantidad de comida que se consume quiere denotar la abundancia y la unión familiar, debemos reconsiderar qué tipos de alimentos y qué otras alternativas tenemos a la hora de compartir con los que más queremos.

Para comenzar, debemos tener en cuenta que comer saludable no es sinónimo de comer aburrido, sino que es un hábito que evita tener excesos. Para comer mejor en navidad, podrías optar por preparar varias ensaladas como la mediterránea, la césar con pollo o la griega. Esta última es una mezcla de lechugas, aderezo de pepino, yogurt natural, y queso feta empanizado y frito que le da un toque muy interesante.

Por otro lado, para salir del concepto de pollo relleno o pavo al horno puedes considerar un estofado de carne de res y vegetales, o unas brochetas de vegetales con pollo asado acompañado con una salsa barbecue hecha en casa, la cual le dará un toque personal.

Por último, una buena idea para el postre es una baklava, la cual puedes hacer con masa philo en capas, almendras y pistachos.

Comer saludable en la época decembrina es muy fácil con las anteriores recetas, anímate a pobrarlas y ¡qué la navidad no te deje arrepentimientos ni quejas!

JUAN PABLO JARAMILLO