Como bien sabemos las frutas son una gran fuente de propiedades. Pero los frutos rojos o frutos del bosque tienen un encanto especial en donde hacen que su sabor y textura sean un deleite para nuestro paladar.

Sus propiedades antioxidantes y digestivas entre muchas,  hacen que su consumo se incremente día a día en nuestros hogares. Sin embargo, estas frutas son estacionarias, pero con la gran ventaja que en nuestro país se pueden encontrar a lo largo de todo el año. En lo posible, tratemos de consumir estas frutas en el menor tiempo posible, ya que la luz y el calor son factores que nos pueden alterar sus características organolépticas. (Cambian su color, olor e imagen)

Son muy apetecidas en la gastronomía por sus sabores cítricos y exóticos; pero en la pastelería su versatilidad en formas y su variedad de rojos hacen que las decoraciones en las que se empleen hacen resaltar aún más su versatilidad.

Pero más que una valiosa herramienta de decoración son más una gran ventana a la nutrición, quizás hasta el momento desconocidas, pero que vale la pena resaltar.

·       Ricas en betacarotenos:

·       Alivian el estreñimiento

·       Altas en vitamina C

·       Desintoxicantes

·       Disminuyen el colesterol alto

Las fresas, ciruelas, arándanos, mortiño (fruto único ubicado en la cordillera de los Andes) moras, agras entre otros son un verdadero tesoro en el cual día a día seguimos explorando y seguiremos encontrando sorpresas.

Una última sugerencia, si su especialidad no es cocinar, pero esgran fanático de los frutos rojossimplemente puede hacer una infusión en agua caliente y disfrutar de sus efectos relajantes; mézclelos con hojas de yerbabuena y canela y obtendrá una bebida reconfortante.

 

JORGE MARIO VILLAMIL MARTINEZ

Escuela de cocina Carulla