A diario, encontramos en los mercados, alimentos y productos que nos facilitan la vida, he analizado a muchas personas que van de comprasy noto algo en común, la mayoría no lee las etiquetas de vencimiento, ni la composición del producto y adicional tratan de comprar lo que sea más fácil y rápido de preparar, lo cual es válido pero no del todo. Esto en realidad me preocupa, porque deberíamos entender que los humanos ¨somos lo que comemos¨ y que también se puede obtener algo fácil y rápido que aporte a nuestra buena nutrición.

Los alimentos orgánicos contribuyen a una alimentación más sana y natural, además que en la actualidad son muy fáciles de conseguir.

Zanahoria, rábano, lechuga, cogollos, mazorcas y muchos vegetales más son opciones que al abrir la nevera deben estar en tu casa, te aseguro que cuando empieces a descubrir los beneficios seguirás empecinado en consumir productos orgánicos y en descubrir más opciones.

Vale la pena hacer una aclaración, existen muchos productos orgánicos, no solo vegetales, hay opciones como salsas, mermeladas, galletas, té, pastas y más opciones donde la principal característica es que sus ingredientes son orgánicos.

Anímate y dale a tu alimentación un giro, si ya lo hiciste aprovecha la variedad de opciones que hay.

Recuerda: ¨Somos lo que comemos." .

Buen apetito.

Juan David Montoya Guzmán