Navidad, época de alegrías para muchos y tristezas para otros, pero para todos sin excepción es un tiempo de sorpresas, de festividad y de buen comer.

No cabe duda de que esta fecha es un festín de sabor, en casa, los encargados de la tradicional cena navideña quieren sacar a relucir su mejor repertorio culinario para que todos se ¨chupen los dedos¨.

La comida navideña se presta para hacer ¨mil inventos¨, pero, sin dejar la tradición donde los chefs caseros deben lucirse ante los invitados. Por este motivo hay que romper las reglas. Costumbre es costumbre, ahí no hay nada que hacer, deja el lomo de cerdo, el pernil y el pavo en la lista de los inamovibles navideños, pero para los acompañamientos, si puedes variar la receta.

La ensalada es el toque que le da color a un plato navideño, puedes hacer una canasta con láminas de masa philo para poder presentar las ensaladas frescas, una vez que ensayes esta receta querrás hacerla todos los días del año. Las papas, criollas o nevadas, se cortan en cascos y se hornean a máxima temperatura, bañadas con aceite de oliva, por supuesto; cuando salen del horno estarán completamente crocantes, y si las acompañamos con salsa agridulce de sweet chili, logras el matrimonio perfecto.

Pinchos de salmón, langostinos asados, arroz chaufa, ceviche de mango, rollitos de salmón ahumado y ricota, pastelitos de jamón de pavo, puré de arracacha y tocineta, yuca con moho. Así de amplias son las opciones para navidad.

Anímate a cocinar la mejor cena navideña, hazlo con determinación y buen color, serán las claves de tu éxito.

A cocinar se dijo.

Buen apetito y feliz navidad.