Cada vez es más común ver en las vitrinas de los supermercados una cantidad considerables de vinos rosados. Su entrada al mercado es relativamente nueva en comparación a los vinos tintos y blancos. Su oferta cada vez es más amplia y hay nuevas opciones para degustar.

El vino rosado es ideal para aquellas personas que quieren empezar a consumir vino.  El vino rosado es una combinación entre los hollejos y el mosto de uvas tintas y blancas.

Su versatilidad y equilibro hace que sea fácil de beber, agradable en boca e ideal para maridar con aceitunas, pizza, pastas y quesos. Generalmente los vinos rosados son afrutados y de sabores muy frescos con poca acidez.

También es ideal para la elaboración de sangrías combinadas con peras verdes y duraznos frescos. Gracias a la neutralidad que le propinan las uvas es una preparación que queda en su punto perfecto entre su acidez y cantidad de azúcar.

La temperatura para tomar un vino rosado es entre 6 y 8 grados centígrados.

Lo conocido en el nuevo mundo de los vinos, Chile, Argentina y Estados Unidos son los más grandes exponentes de esta versatilidad de vinos. Esto se debe a que el paladar del público americano son los sabores más dulces, sin tanta cantidad de taninos y no deja el retrogusto amargo en boca.

Espero que te animes a degustar un vino rosado.

Luisa Piedrahita Ávila