Todo el mundo parece tener una idea, pero ¿sabes exactamente qué es? Te contamos el origen de este espacio y su especialidad, para que la próxima vez que estés cerca de una de estas, no dudes un segundo en detenerte, entrar, probar y llevarte una variedad de productos a casa.

Una tienda o un lugar especial dentro de un supermercado puede ser una charcutería, chacinería o charcuterie como se diría en francés. Este espacio en donde se venden productos, principalmente de carne de cerdo, así como todo tipo de carnes conservadas y procesadas, es una idea que nació mucho tiempo atrás en Egipto.

Te contaremos la historia brevemente: los egipcios descubrieron que la sal tenía una cualidad para conservar la carne que consumían, tiempo después, en Roma, los romanos empezaron a elaborar un tipo de morcilla y unas salchichas para festejar la existencia de las diosas paganas de la fertilidad. El emperador Constantino prohibió su venta, pero en Grecia retomaron la idea y empezaron a elaborar embutidos, uno de estos fue el famoso “Salami”, en honor al nombre de una de sus islas.

A mediados del Siglo XIX en Francia perfeccionaron la forma de preparar salchichas, mientras que en España retocaron la manera de salar y añejar los jamones de cerdo. Poco tiempo después, en Norteamérica empezaron a elaborar embutidos a base de carne y vísceras de búfalo, mientras que en México crearon embutidos como el chorizo y la longaniza.  

Como puedes ver, la idea se expandió alrededor del mundo y originó lo que hoy se conoce como una charcutería, un punto de venta de fiambres y embutidos, en donde puedes encontrar salchichas, chorizos, jamones curados, salami, morcillas, paté, etc., expuestos en un mostrador transparente y, en algunas ocasiones, acompañado de productos lácteos.

Puedes conseguir gran variedad de estos productos en la zona Delicatessen de cualquiera de las tiendas Carulla.

Carulla