Quiero comenzar a hablar que los panes tienen diversas formulaciones y sabores; elaborados a partir de harina, levadura, azúcar, sal o agua y en ocasiones suelen tener grasa y otros ingredientes en su composición.

Pero para hablar de qué ponerle a un pan, hay que saber qué tipo vamos a utilizar, como dulce o salado, o también uno que tenga mucha grasa o poca; la recomendación que te doy es que dependiendo de tus gustos, selecciones una masa de la cual te identifiques y también que tipo de ingrediente quieres colocar, y es que para hacer con diversos ingredientes podemos rellenar el pan o incorporar a la masa y esto también está sujeto a la humedad que tenga la masa. Luego de todas estas recomendaciones  podemos seleccionar masas dulces para mezclar con frutos secos o frutos cristalizados, para masa saladas, podemos rellenar con aceitunas, verduras,  alcachofas, y hasta almendras.  aquí te dejo un ejemplo de cómo poder hacer un pan relleno:

Hacemos una masa de cinnamon Rolls rellena de espinaca, miel y salmón ahumado, estirando en un rectángulo la masay con un grosor mediano se colocan los ingredientes mencionados, se enrolla la masa dejando todos los ingredientes en el centro y se corta la masa de un grosor de 3 a 4 centímetros y se lleva a leudar la masa dejándola hasta que duplique su tamaño, luego se lleva a hornear.

se puede hacer un pan con ingredientes secos ya que no aportan humedad adicional a la masa y se dejan incorporar fácilmente como las almendras, los arándanos secos o aun las frutas cristalizadas, en este caso en el momento de hacer la masa se incorporan los frutos secos para poder hacer el proceso de armado y horneado.

De esta manera podemos tener panes de fácil elaboración y con mejor contenido de sabor al que podemos tener actualmente, por eso te invito a que disfrutes de la elaboración del pan y todos sus derivados aprovechando el gran contenido de sabor, nutrientes y variaciones que podemos tener.

 

Juan Pablo Jaramillo Cardona

Chef escuela de cocina Carulla