“Vamos a brindar”, es una expresión usual en fechas especiales, en las que se agarra una copa y se eleva como el mayor de los trofeos.

Durante décadas ha trascendido este acto tan común, en casi todas las civilizaciones del mundo. ¿Quién lo creyera? ¡A veces brindamos hasta con agua!

Lo mejor de todo es que esos anhelados brindis van acompañados de deliciosos pasabocas que provocan sensaciones indescriptibles.

El chocolate, la naranja, el maracuyá y, en general, las frutas ácidas, así como el queso brie, los frutos secos, las manzanas, la cereza y el queso azul son ingredientes que facilitan y agilizan aquellas recetas que pueden ser acompañadas con un espumante.

Entre estas preparaciones se encuentran las ensaladas frescas, ensaladas con palmitos y espárragos, pescados blancos parrillados, setas al horno, carnes blancas con champiñones, postres con chocolate, hojaldrados con frutas ácidas, entreotros. Todas las sensaciones de estas preparaciones se relacionan con la frescura, aromas, sabores vibrantes y la particularidad de las burbujas que identifican a los espumantes.

Buen apetito.

Juan David Montoya