Así de la forma en que sabemos que un rico queso acompaña a la perfección un vino, encontramos algunos alimentos que combinan a la perfección con los vinos y el queso. Y aunque es cierto que la combinación de alimentos depende de los gustos de cada persona, hay ciertas pautas con las que es imposible equivocarse.


•    Los frutos secos como los pistachos, almendras y el maní ligeramente tostado son, como ya sabemos complementos perfectos para los quesos curados.
•    Las nueces son unos de los frutos secos con mayor cantidad de vitaminas y nutrientes. Se pueden maridar con ciertos vinos tintos, especialmente los que llevan uvas malbec o cabernet sauvignon, al ser un potente sabor mucho más fuerte.  
•    Las avellanas por su gran sabor, potencializan los vinos tintos y rosados.
•    Para los piñones, el vino que le va mejor es el de la variedad de Sauvignon Blanc, al ser más suave y con gran cantidad de minerales, tales como el potasio, hierro y fosforo.


Te invito a que acompañes tu queso y tu vino preferido con estos productos, te encantaran! 

 

Sarah Bastidas Puerta