El helado es uno de los postres más apetecidos alrededor del mundo. Por esta razón, hablaremos de algunas de las curiosidades que se han forjado en torno a este delicioso alimento.

El helado con oro

Cuesta alrededor de 25 mil dólares y lo venden en la ciudad de Nueva York, en Estados Unidos. Tiene 28 variedades de chocolates y 5 gramos de oro comestible de 23 quilates. La copa y la cuchara también están decorados con oro y diamantes blancos.

El origen

Debido a sus constantes modificaciones a lo largo de la historia, los orígenes de este popular y delicioso postre no son muy claros. El concepto de helado que conocemos en la actualidad se atribuye en Francia e Italia del siglo XVII.

La primera heladería

El italiano Francisco Procope, abrió en París en el año 1660, el primer establecimiento de helados. Se llamaba Café Procope y alcanzó tal fama, que el Rey de Francia, lo llevó a su presencia para felicitarlo por su producto.

El sabor más pedido

Aunque no fue el primer helado en ser creado, el sabor de Vainilla es el más pedido a nivel mundial, en el ranking le siguen el de chocolate y fresa.

El cono

El cono o cucurucho fue descubierto en el año 1904 en la feria de San Luis en Estados Unidos, cuando un panadero al ver que un vendedor de helados no contaba con suficientes platos de papel, le ofreció gofres persas para servir los helados en ellos.

Nuevos sabores

Es incalculable el número de sabores de helados que existen en la actualidad. Pero se ha tenido registros de sabores muy exóticos como el sabor a pescado, leche materna, zanahoria y espárragos en otros inusuales sabores.

Fotos

Para realizar las fotografías publicitarias de los helados, se emplea puré de papa, debido a que su textura es similar a la de este producto, y no se derrite con el calor.

Nueva Zelanda

Este país oceánico es el mayor consumidor de helado a nivel mundial, el ranking es seguido por los países de Estados Unidos, Australia, Suiza y en el quinto lugar Suecia. El mes en el que más se consume helado en junio.

Cucharas de oro

Los catadores profesionales de helado utilizan una cuchara de oro para realizar su oficio. Este material no deja rastro alguno de sabores anteriores y no añade ningún sabor al helado.

Más dulce a mayor temperatura

Las papilas gustativas son más sensibles a la temperatura. Cuanto más caliente está un alimento, más intensas son las señales que envían al cerebro.