¿Te preocupa cómo hacer que un vino después de abierto conserve su sabor al pasar de los días? Te enseñare como hacer eso posible con seis simples pasos caseros sin necesidad de una cava para vinos.

El principal enemigo de un vino después de abierto es el oxígeno, debido a que una vez se destapa la botella entra el oxígeno y empieza a producirse la oxigenación del vino, proceso en el cual se alteran su aroma, sabor y calidad.

Estos son los seis simples pasos:

1.    Volver a tapar la botella de vino ya sea con su mismo corcho o con tapones con cierre hermético así bloquearemos la entrada de oxígeno.

2.    Guardar en la nevera en un rango de temperatura de 12ª C a 16ªC

3.    Guardar la botella de vino en un lugar oscuro, debido a que la luz sobre las botellas puedeproducir reacciones químicas como la oxidación del vino o degradar su calidad.

4.    Conservar la botella horizontal, mas no vertical pues esto aumenta la superficie de contacto del aire con el vino y acelera su degradación.

5.    Cambiar el vino de botella, debido a que cuanto menos vino quede en la botella, más rápido será el proceso de oxidación, pues tendrá mayor oxígeno en su interior, por ende deberías de conservar el vino en una botella más pequeña para que la presencia de oxígeno sea menor y cerrar herméticamente.

6.    Bomba de vacío, es una especie de corcho o cierre hermético que extrae el aire de la botella ayudando así a su conservación.

El vino tinto almacenado correctamente deberá conservarse fresco durante una semana y el vino blanco y el vino rosado en cambio durara un máximo de 4 días.

USOS

Podrás usar el vino después de abierto para elaborar salsas y desglasar preparaciones con cualquier tipo de carne. 

MARCELA PEÑA ARIAS.