Debo reconocerlo y espero que no me cataloguen de mala manera, para ser más claro de borrachín. Me encanta tomar y probar todo tipo de bebidas como vino, cocteles, espirituosos y por supuesto cerveza. Lo hago porque soy amante de la gastronomía y cuando descubro una sensación nueva en mi boca mis papilas hacen fiesta.

Si eres amante de la cerveza seguramente sabes que hay unas rubias, negras, rojas, que unas son tipo ale y otras lager, pero como y para que se usan esas cervezas cocinando?

A juicio personal debo decir que la cerveza es un ingrediente fundamental para mis asados, para usarla adecuadamente hago un ejercicio muy simple: primero tomo y después la uso en la receta, aclaro, aparte de que se siente muy rico cocinar y tomar al tiempo, esa probada inicial me ayudara a determinar que sabores voy a sentir en la comida provenientes de la cerveza y con que la puedo combinar.

En el próximo asado, reunión de amigos o actividad donde quieras sorprender, sumerge unas costillas de cerdo bien carnudas en la siguiente mezcla: cerveza rubia, naranja, ajo, tomillo y azúcar morena, esto debes hacerlo de un día para otro. El día de la fiesta en una parrilla o sartén caliente las vas asando mientras bañas suavemente con la misma mezcla donde pasaron la noche, veras que el resultado es un manjar.  

Después de compartir la receta de oro de las costillas, les comparto unos tips para que empiecen a cocinar con cerveza en mano. Para un estofado de res ideal cerveza oscura, salsa para un cerdo cerveza roja, vegetales asados cerveza rubia, pescados y mariscos cerveza rubia, cordero cerveza oscura.

No pienses que solo la cerveza se hizo para tomar, practica recetas con cerveza y veras el toque tan agradable que tendrán tus comidas.

Buen apetito.

Juan David Montoya