Los países orientales son reconocidos por su enorme riqueza cultural. Sus costumbres milenarias, hacen de este país un atractivo para miles de turistas que lo visitan año tras año, esperando conocer más sobre los países del sol naciente.

La gastronomía de los países orientales es rica y variada. Sin embargo, factores como la distancia e idioma, han hecho que estos hábitos alimenticios sean poco conocidos alrededor del mundo. Esta situación, ha forjado creencias y mitos sobre la gastronomía oriental. A continuación, aclararemos cinco de los mitos más frecuentes alrededor de esta cocina tradicional.

Carne

El consumo de carne de animales domésticos o inusuales para la cocina occidental, es una de las creencias que más se ha extendido alrededor del mundo. Si bien es cierto que, en algunas provincias de China, aún venden este tipo de cárnicos, en la actualidad no representa a la gastronomía oriental, siendo el cerdo la proteína de mayor consumo.

La mesa

En algunos países asiáticos, sentarse en el piso a la hora de cenar es algo común, una de las razones es que, en algunos países orientales, este comportamiento es sinónimo de igualdad, humildad y respeto.  Aunque la costumbre occidental de usar sillas ya es cada vez más común en países orientales.

La higiene

Otro de los mitos que se han generalizado en la gastronomía Oriental, es el aseo en los restaurantes asiáticos. La información en internet ha reforzado la idea errónea de que estos lugares carecen de normas básicas de higiene. En cualquier lugar del mundo existen restaurantes con deficiencias en su servicio, por lo que se comete un error en generalizar que todos los restaurantes son así.

El Té

Más que una bebida para consumir luego de los alimentos, el té es considerado por los orientales como parte de un ritual o ceremonia en la que se demuestra el respeto por los seres y una conexión con la naturaleza.