Cuando de colombianos hablamos, lo primero en que pensamos es en alegría y fiesta. Nos caracterizamos por festejar todo hasta que el cuerpo aguante y lo mejor, lo combinamos con una cultura gastronómica única.

Quisimos resaltar algunos de los principales festejos, contándote qué se come en cada uno de ellos para que así planees tu calendario fiestero, pensando también en el estómago.


Feria de Manizales: En enero le puedes dar la bienvenida al año con exposiciones artesanales, baile, el reinado internacional del café, desfiles y mucho más, junto a recetas propias a base de productos de la región como panela, maíz, fríjol, frutas tropicales, entre otros. Puedes probar las almojábanas y arepas de maíz pelado; para cuando la sed ataque, la macana salamineña, hecha con harina de maíz, leche, galletas y canela; para almorzar, lengua en salsa o un lomo de cerdo blanco; y para endulzar la vida, arequipe y crema de café.


Carnaval de Blancos y Negros – Pasto: Este Patrimonio Cultural de la Humanidad se lleva a cabo del 2 al 7 de enero. Durante los 6 días de fiesta puedes probar el cuy, plato típico nariñense; el locro, una sopa parecida al ajiaco; la chuya, una especie de mazamorra que en vez de dulce lleva sal; y de postre puedes escoger un helado de paila, dulce de chilacuán (papayuela) y de mora o los quimbolitos (envueltos).


Carnaval de Barranquilla: Si vas, tienes que disfrazarte de marimonda o monocuco y probar la butifarra, el arroz de liza (ese es un pez alargado), el arroz con chipi chipi, bagre frito, sancocho de bocachico, arepa e’ huevo, patacón y bajarlo todo con jugos de corozo, tamarindo, zapote y níspero. Para endulzar, las infaltables cocadas, papaya o melón rellenos.


 Festival de la Leyenda Vallenata – Valledupar: En la capital mundial del vallenato son cuatro días de fiesta a ritmo de acordeón, caja y guacharaca, mientras disfrutas de arroz de fideo, carne desmechada, plátano amarillo asado y bebes agua de panela. Otra opción es emparrandarse y comer sancocho, porque parranda sin esta sopa no vale. Cierra tu experiencia gastronómica con dulce de leche, plátano maduro, papayita, toronja, panochas o queques. Y no vayas a olvidar tomar guarapo de caña.


Reinado Nacional del Bambuco – Neiva: La música, el baile, las comparsas, el asado, la mistela, y mucho más de otra de las fiestas más importantes del sur colombiano, harán que te pegues la rodadita en junio hasta el departamento del Huila, para disfrutar del asado huilense, estofado de chivo, tamal, envueltos de maduro, lechona, arroz con leche, viudo de bocachico, sancocho de gallina, bizcochuelo, peto con leche, guarapo de caña, jugo de lulo y de badea.

Feria de Cali: Entre el 25 y 30 de diciembre, la capital del Valle recibe a turistas y locales para enamorarlos con sus cuatro días de feria, desfiles y salsa, mucha salsa que puedes oír y bailar mientras comes aborrajado, sancocho de gallina, arroz atollado, pandebono, masitas de arracacha, empanadas, puerquitas, o te tomas un champús, un cholado o una caspiroleta. No te vayas sin comprar dulces típicos para regalo como el manjar blanco, unos chontaduros o unas hojaldras.

Carulla