Se acabaron las fiestas de fin de año y muy seguramente ya empezaste a preocuparte por esos kilos de más y también, por liberar las toxinas que te dejaron los excesos de la época decembrina.

Apenas se acerca el fin de año todos hacemos los mismos juramentos: “este año no voy a comer tanto”, “en serio, no voy a beber nada”, “así tenga muchas tentaciones alrededor, tendré fuerza de voluntad”, una lista de promesas que puede ser interminable, pero la verdad es que entre regalos, preparativos, viajes y reuniones, olvidamos todo lo que dijimos.  

Lo importante es que después de promesas rotas, vuelvas a la realidad, con el firme propósito de limpiar tu cuerpo. Aquí te daremos algunos consejos para que logres desintoxicarlo desde el primer día del nuevo año:  

1.    Aleja de ti todo lo que haya quedado de las fiestas

Por ejemplo dulces, galletas, grasas, alcohol, etc., porque mientras estén a tu alcance, serán tú peor tentación.

2.    Practica alguna actividad física

El sudor es una de las maneras más efectivas de limpiar tu cuerpo, por eso es el momento de sacar tu outfit deportivo y salir a hacer ejercicio.

3.    El agua, tu mejor amiga

Beber al menos dos litros al día, te permitirá estar hidratado y será la mejor manera de eliminar toxinas.

4.    A comer alimentos desintoxicantes

Bienvenidas las hojas verdes como la lechuga, la alcachofa y la espinaca, también el limón, las frutas, el jengibre, el té verde y los granos enteros (cereales integrales).

5.    Divide tu alimentación en cinco raciones diarias

Recuerda que de ahora en adelante la cena será tu comida más liviana.

6.    Las meriendas pueden ser batidos detox

Son el mejor aliado para desintoxicar el cuerpo, lo mejor es que puedes prepararlos en casa y en cualquier momento del día. 

7.    Aumenta el consumo de pescado

Porque es más fácil de digerir y cuenta con propiedades desinflamatorias.

8.    Adiós a los alimentos fritos

Solo aumentan los triglicéridos y el colesterol.

9.    Duerme bien

Puedes empezar acostándote más temprano de lo normal. Lo recomendable es que descanses siete a ocho horas diarias, así quemarás calorías y grasa sin que te des cuenta.  

Con estos consejos básicos podrás alcanzar tus metas, sin embargo te recomendamos consultar a un nutricionista, quien te podrá guiar de una manera más personalizada.