La cerveza es una de las bebidas más antiguas en la historia de la humanidad, y hace parte de la cultura de muchos países. ¿Quieres conocer más? Estos son algunos datos curiosos que seguramente te dejarán con ganas de tomarte una.

La cerveza comenzó como una preparación artesanal pero, tras la industrialización y el aumento del consumo de esta bebida su proceso de elaboración se tecnificó para satisfacer la demanda.

Sin embargo, la cerveza artesanal no ha pasado al olvido. Por el contrario, está en todo su auge y Colombia no es la excepción. Estas son algunas de las cosas que deberías saber acerca de lo que hay detrás de esta bebida:

1.    Sus ingredientes son naturales: eso significa que no tiene conservantes ni antioxidantes artificiales. Únicamente está hecha de agua, maltas, lúpulo y levadura.

2.    Es el resultado de una prueba de ‘ensayo y error’: cada compañía o “maestro cervecero” tienen una forma particular de lograr el resultado final de la cerveza. Por eso, no existe una igual a las demás. Este proceso no se da de la noche a la mañana, sino que requiere de varios intentos hasta obtener una cerveza con matices particulares.

3.    Su sabor y aroma son más intensos que los de una cerveza industrial: gracias al proceso de producción artesanal, los sabores y aromas se conservan más, siendo una bebida ideal para exaltar el sentido del gusto y del olfato.

4.    “En Colombia se consumen aproximadamente 45 litros de cerveza por persona al año”. Así lo afirma el estudio del investigador de mercado Euromonitor International, que señala que Colombia ocupa el quinto lugar entre los países de Latinoamérica que más consumen bebidas alcohólicas.

5.    La cerveza artesanal no debería tomarse helada: en algunas ocasiones funciona bien pero, cuando la cerveza tiene matices de caramelo, café o chocolate, si se sirve helada se altera su sabor. La recomendación es no tomarlas tan frías.

6.    Se produce de manera limitada: esta genera menos barriles al año que la industrial; además cuenta con cervezas de temporada que, como su nombre lo indica, salen temporalmente al mercado. Eso hace a la cerveza artesanal un producto selecto, pues no siempre estarán disponibles las mismas referencias.

 Por último: ¿sabías que la cenosillicaphobia es el miedo a tener un vaso de cerveza vacío? Si no quieres que te suceda, ingresa a Carulla y elige la cerveza artesanal que más te guste.

No olvides agendarte para ir a #Expocerveza en Bogotá, un festival para alzar los vasos llenos y decir ¡salud!