Nada más provocativo y tentador que pensar en un pan recién hecho. Sus texturas, aromas, sabores y colores hacen que todos nuestros sentidos se transporten a los más profundos gustos y recuerdos.

No es un secreto que Francia es un gran protagonista de lo que hoy conocemos de la panadería. Sus técnicas, ingredientes y tradición han catalogado esta especialidad en un arte y su principal exponente es la panadería Viennesoire.

No se asuste, simplemente se le da el nombre a esta clase de panes que se caracterizan por procesos de fermentación y/o hojaldrados en donde sus ingredientes principales son huevos, azúcar, grasas (mantequilla, margarina o aceites) y leche. Se caracterizan por ser panes con una costra muy delgada y no crocante, miga suave y esponjosa y un tiempo prolongado de elaboración.

Para realizar una canasta de panes Viennesoire se deberían tener:

·       Croissant

·       Pan de chocolate

·       Pan brioche

·       Pan de Viena

Por último, el sabor y suavidad de estos panes se caracterizan por su porcentaje de grasa (Un 85%). Relajese y mejor acompañe el pan con un queso Brie o Camambert y el por que no el vino tinto de su elección.

Jorge Villamil Martínez

Escuela de cocina Carulla