A menudo tenemos invitados en casa, ya sea por celebraciones, o de alguna manera espontaneas.

No solo pensamos en cómo se encuentra nuestro hogar, si las cosas están en su sitio o tenemos todo en orden. Solo pensamos en ¿Y ahora que les puedo ofrecer a mis invitados? Hacemos un repaso mental rápidamente por nuestra lacena y la nevera. Quizás nada se nos ocurre más y decidimos recurrir algo de maní con uvas pasas y algún otro pasante (Nada en contra de las uvas pasas ni el maní, siempre puede salvar un momento).

Pero podemos ser un poco más precavidos, a la hora de realizar nuestras compras podemos agregar al carrito de mercado, los siguientes ingredientes que nos pueden ayudar en estos momentos.

·         Aceitunas verdes, negras y moradas: Una sugerencia, después de retirarlos del empaque es poner las aceitunas en abundante agua fresca por 10 minutos y escurrirlas muy bien. Esto evitara que queden muy saladas por su medio de conservación. Para complementarlas podemos agregarles un poco de paprika u orégano seco. Aunado a ello, agregamos un poco de aceite de oliva y lista para consumir.
 

·         Dips de quesos Camambert y Brie: ¡Es la solución perfecta! El sabor de estos dos quesos puede ayudar a solucionar los entrantes de una reunión. Sus sabores salados y algo ácidos hacen que se puedan maridar fácilmente con un vino tinto (Merlot) o en su defecto blanco (Torrontes). Lo podemos esparcir sobre un baguete artesanal o sobre nuestras tostadas favoritas.
 

·         Jamones curados, salamis, etc. Todo este tipo de carnes curadas son muy apetecidas y aceptadas por la gran mayoría de los comensales. Sus sabores salados hacen que de alguna manera nos inciten a seguir probándolos. Encontramos algunos con sabores más salados que otros y con algunas especias como pimientas o picantes. Lo más importante es no colocarlos enteros sobre la fuente o bandeja, queda mejor presentado si cortamos pedazos pequeños para que no tengamos sabores tan invasivos.

·         Frutos secos: Siguen siendo los mejores complementos para una reunión. Encontramos una oferta grande y con muy buena variedad. Salados, como los pistachos, nueces del Brasil, pecanas y almendras. Dulces como damascos, uvas pasas y arándanos. Cualquiera que sea nuestro gusto siempre serán una muy buena opción.

Y por qué no, sirvamos este conjunto de ingredientes al tiempo en nuestras reuniones, es importante pensar en los gustos de nuestros invitados; sin son vegetarianos, costumbres o alergias,  pensar en alternativas diferentes para que todos estemos a gusto y cómodos. Recuerda tener bebidas suficientes y frías si es necesario como cervezas, vinos blancos, rosados y agua.

Estos son algunos consejos que nos pueden ayudar a ser mejores anfitriones, soluciones prácticas y sencillas que todo el tiempo podemos mantener en nuestra lacena y nevera.

Jorge Villamil Martínez