En una cata de cerveza se tiene un sin número de características las cuales resaltan cosas positivas y negativas del producto;  la herramienta más exacta en la medición de estas características son nuestros sentidos, los cuales se tienen en cuenta varios factores como lo son la vista, el olfato, el gusto, el tacto y el oído usándolos de la forma más objetiva posible para sentir cualquier característica presente

En casa, teniendo en cuenta los principales factores de la cerveza como los Sabores ácidos, dulces y a malta podemos comenzar a maridar con ingredientes y preparaciones que nivelen su fortaleza de sabor; y es que en las cervezas comúnmente las encontramos rubias, rojas y oscuras. Y eso como en muchos productos que tienen varias denominaciones en sabor se pueden acompañar con alimentos como, por ejemplo:

Una cerveza roja marida bien con una carne con buen contenido de grasa, o una cerveza rubia con un plato más equilibrado en sabor como puede ser un risotto de setas, o una cerveza negra con una barra de chocolate semiamargo para realzar su tonalidad de fuerza en olor y sabor por eso mismo la invitación es para que compartamos buenos momentos en compañía de una buena cerveza y un buen plato para adquirir memoria sensorial en todos los sabores que vallamos encontrando.

 Juan pablo Jaramillo Cardona