La cerveza es una de las bebidas más tradicionales  en nuestro país, siempre presente a la hora de compartir con los amigos, la ocasión no importa para disfrutar de esta bebida; lo que muchos no saben es que  para cada tipo de cerveza hay un tipo de vaso en el que hay que servirla, la explicación a esto es que según su forma, dimensiones y capacidad nos permitirá disfrutar al máximo las cualidades organolépticas de la cerveza (olor, sabor, color), así como resaltar la espuma que genera la cerveza al servirla. Otro aspecto que determina en vaso debes usar es que las cervezas de fermentación alta se sirven en vasos de copa ancha mientras que para las de fermentación baja se utilizan más vasos delgados y largos que favorece la efervescencia.

Aquí  te mencionamos algunos de los tipos de vasos y el tipo de cerveza que se ajusta.

JARRO DE GRES O CERÁMICA: Es ideal para evitar que tu cerveza se caliente y son  utilizados principalmente para servir cervezas lagers de estilo Viena, Múnich o tipo Bock que es cerveza alemana.

JARRAS: A parte de las jarras de cerámica, existen las jarras de vidrio. Estas son robustas, de vidrio grueso, lisas o con hoyuelos, de gran capacidad. Están pensadas para poder chocarlas a la hora de brindar. Es la jarra habitual en los grandes festivales de cerveza, como el conocido Oktoberfest de Munich.

VASO PILSNER: Son altos, delgados en la parte inferior y anchos en la parte superior, con forma cónica. Su forma esbelta y cónica favorece a las cervezas cristalinas y permite la retención de espuma para mantener el sabor y aroma. 

Entonces ya sabemos que para  disfrutar de una cerveza lo mejor es hacerlo en vaso y aún mejor si usas el tipo indicado de acuerdo a sus propiedades  ya que el sabor de esta bebida se potencia fuera de empaque  original. Ahora solo te queda invitar a tus amigos y deleitarte con una o más de una deliciosa cerveza.

Carulla