La comida entra por los ojos y siempre es el momento perfecto para evolucionar los emplatados tradicionales y convertir nuestros platos en obras de arte, los platos son como un lienzo, la comida es nuestra técnica y pero la imaginación que usemos para servir puede ser nuestro talento cuando servimos una buena comida. ¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de emplatar?

Lo primero es identificar nuestra pieza principal que generalmente es la proteína, ya sean carnes de cualquier tipo o en el caso de platos vegetarianos el ingrediente más representativo. Este ingrediente debe tener el protagonismo en el plato, debe sobresalir de las demás preparaciones. Al mirar de frente el plato, la pieza principal debe estar a más altura, ya sea ayudándole con una guarnición como por ejemplo poner una carne encima de un puré de papas o de algún arroz para ayudarle a sobresalir o acomodarlo de tal manera que le de mucha altura.

Cuando miramos el plato desde arriba a la hora de servir hay varias opciones de acomodar la pieza principal; se puede colocar en el centro que es lo más apropiado, o también se aconseja colocarlo en el extremo derecho superior ya que es el lugar perfecto y cercano para que el comensal lo alcance con los cubiertos.

Las guarniciones son aquellas que complementan la pieza principal, ya sean leguminosas, ensaladas o vegetales en diferentes cocciones, estas se recomiendan emplatar alrededor o debajo de la pieza principal y como sugerencia de cocinero les recomiendo utilizar guarniciones impares, ya sean 1, 3, 5... etc.

Las salsas deben ser sostenibles y llamativas, es la base de una buena decoración, se pueden manejar 1 o hasta 3 salsas distintas buscando generar contraste y dando diferentes colores al plato; las salsas en lo general, bañan la pieza principal o realzan sus sabores, pero en algunas veces se pueden colocar alrededor de las guarniciones o servirlas de primero para lograr diseños distintos con gotas, rayones, líneas o lo que la creatividad les lleve.

Las mejores vajillas para lograr una buena presentación de la comida son los de color blanco o negro ya que crean un fondo perfecto para realzar todas las preparaciones; jugar con diferentes texturas es una buena estrategia para que lo visual sea igual de bueno a lo gustativo y sensorial. ¡Manos a la obra!.

Bazart Carulla es una gran puesta en escena donde encontraran todos los elementos para lograr platos increíbles y muy bien presentados. ¡Los esperamos!

Juan Parra Villamil