Cuando vas a comprar un vino, ¿encuentras tantas opciones que no sabes cuál escoger? Existen muchos países productores de vino pero por experiencia y tradición vinícola, los europeos han liderado esta industria que a todos nos ha conquistado. Te contamos los tres países líderes en producción y calidad.

El International Wine Challenge, una de las competiciones más prestigiosas de la industria mundial del vino ratificó que Italia, Francia y España siguen siendo los mejores.

Italia ocupa el primer lugar produciendo 48,9 mil. hl (hectolitros) al año. Los antiguos griegos llamaron a Italia Enotria, que significa tierra del vino, y no es para menos, pues es el mayor productor de vinos a nivel mundial. Además, es el que más clases y marcas distintas ofrece, gracias a la diversidad de microclimas y la gran cantidad de terrenos aptos para el cultivo vitícola, ofreciendo siempre de la mejor calidad.

En segundo lugar está Francia, con una producción de 47,4 mil. hl (hectolitro) al año. Sus cepas y métodos de vinificación han sido un modelo a seguir en el mundo. Así que no puedes dejar de probar un vino francés, ya que las grandes regiones vinícolas nos brindan una amplia gama de vinos: desde blancos ligeros hasta tintos potentes.

España ocupa el tercer lugar, pero no es menos importante. Popular por los vinos tintos, tempranillo, fortificados y vinos blancos, cuenta con casi 1,2 millones de hectáreas de viñedos; esto lo convierte en el país con mayor extensión de tierras cultivadas. Debido al clima seco y al suelo infértil de muchas regiones no alcanza la producción de Italia o Francia, pero la excelencia en calidad se debe a la gran variedad de uvas que superan las 600, entre las que se destacan Tempranillo, Albariño, Garnacha, Palomino, Airén y Macabeo.