Lo más importante a la hora de preparar una buena pizza  es la masa. Tan importante como nuestros comensales, el lugar donde la vamos a elaborar y los ingredientes que vamos a emplear.

Para ello ten en cuenta:

1.    La base de una rica pizza es su masa y esta no debe robarle el protagonismo a nuestros topings, pero tampoco debe ser aburrida por eso es importante contar con una receta que de como resultado final una masa suave en su interior pero con una corteza crocante.

Toma nota

Ingredientes:

  • 170 g de harina de trigo
  • 100 ml de agua tibia que no supere los 40 ºc
  • Una cucharilla de café de sal fina
  • Una cuchara sopera de aceite de oliva
  • 5-6 gramos de levadura fresca
  • 2 gramos de levadura activa seca o instantánea

Preparación:

  • En una taza coloque el agua tibia y agrega la levadura. Tapa con un paño humedo y deja reposar 10 minutos.
  • En un recipinte ondo agrega el resto de los ingredientes, mezcle bien y agrega el paso anterior.
  • Amasa bien hasta tener una textura lisa y homogénea.
  • Tapa la masa con un paño y deja leudar una hora aproximadamnete o hasta que la masa duplique su volumen inicial.
  • Con un rodillo estira la masa hasta que quede del grosor deseado. Lleva a una placa para pizza y sigue las sugerencias del paso número 3. 

Podemos utilizar cualquier de los tres tipos de levaduras que puedes encontrar en el mercado, levadura activa seca, levadura instantanea o  levadura fresca. Tenemos que tener en cuenta que las proporciones de cada una son distintas. Sigue esta regla: necesitas tres veces más de levadura fresca que seca o instantanea.

Para la pizza es necesario que dejemos la masa leudando hasta que duplique su volumen inicial, para que adquiera la elasticidad y resistencia necesaria para poder luego formar bien la pizza.

2.    Ten en cuenta que los comensales definen el tipo de pizza que vamos a elaborar y por ende los topings que vas a usar, pues hay sabores según el tipo de invitandos o la ocasión, lo importante es escoger un buen queso, unos vegetales frescos y una buena proteína.

Te compartimos algunas ideas

o   Pizza Margarita: Tomates cortados en rodajas , hojas de albahaca, bocconcini de bufala y un generoso chorro de aceite de oliva extra virgen.

o   Pizza Hawaina: una combinación perfecta entre trozos de piña el almíbar, jamóny queso.

o   Pizza cuatro quesos: Queso Provolone, Grana padano, queso azul y mozzarella, acompañados con rugula para darle color y sabor.

o   Pizza vegetariana: aceitunas verdes, champiñones, zucchinis, tomates secos  y queso mozzarella..

3.     Identifica tu horno ya que él prehorneado de tu masa es la clave de una pizza      crujiente:

  • Horno de convección: En este caso pondremos el horno a casi el máximo 240-250ºC con la función del ventilador encendido poniendo la pizza en la bandeja central. A esta temperatura tendremos la pizza lista en 4-5 minutos.
  • Horno a gas: la pizza debe hornearse a 150-160•c por espacio de 7 minutos.
  • Horno eléctrico: podremos tener la pizza entre 10-12 minutos a 180•c.Un truco es empezar poniendo la pizza en la bandeja inferior del horno para que la resistencia inferior haga que la masa se ponga crujiente y luego subirla los dos últimos minutos a la bandeja superior para conseguir que la pizza se dore homogéneamente.

4.    Recuerda que un buen plato  es aquel que nos genera una experiencia, por ello ponle mucho amor a tu pizza y sin duda será la más exquisita que probaras en tu vida.