Existen ciertos términos cuando vemos recetas en televisión y en libros que pueden llegar a complicar la preparación o simplemente no sabemos qué hacer. 

Pero es más un tecnicismo que algo extremadamente difícil. La gente conoce algunos términos gastronómicos. Como “sellar” o “julianas” pero hay una infinidad de términos más. Hoy saldremos de dudas con algunos de ellos que pueden ser muy comunes y otros que hacen referencia a preparaciones o procedimientos.

 

  1. Marcar: es dar una previa cocción en aceite a no más de 100 grados para que no tome color ni textura “crocante”. Es muy común marcar papas por ejemplo. Y es la mejor técnica para dejarlas mucho más crocantes
  2. Blanquear: esto funciona con vegetales y simplemente es darle un paso por agua hirviendo y después pasarlos a un recipiente con hielo para que no siga la cocción y ellos sigan con su textura crocante y fresca. También nos ayuda a realzar colores y eliminar alguna carga bacteriana que tenga el alimento.
  3. Concasse: es un término que se utiliza para un uso específico del tomate. Cuando un tomate es concasse se refiere a que está sin piel, sin semillas y cortado en cubos.
  4. Pochar: aunque parezca obvio. Esta técnica tiene ciertas pautas a seguir. Pochar es sumergir totalmente un producto en un líquido no graso e un rango de temperatura entre los 60 y 80 grados centígrados. Se puede aplicar directamente al producto o cubiertos en papel aluminio para concentrar algunos sabores.
  5. Hornear/asar : para estas dos técnicas siempre ha habido una confusión. No todo lo que se mete en un horno se “ hornea” para dejarlo claro hornear y asar implican la misma acción me meter en un horno. La diferencia está en que se “hornean” cosas de pastelería o productos que tengan masas y de asan el resto de productos que queramos meter al horno. ( carnes, vegetales).

Así como estos existen muchos más. Hay que buscar bien como se usa el término en la receta que están practicando.