Para que esta típica bebida adquiera un sabor frutal es indispensable que la prepares con tiempo. En esta oportunidad te enseñáremos cómo puedes usar el vino tinto además del blanco o rosado para la preparación.

Sangría de fresas

Esta es la llamada sangría del amor, es perfecta para celebrar amor y amistad. En este caso, el vino más adecuado es el rosado.

Ingredientes:

1 kg. de fresas cortadas por la mitad

100 gr. de azúcar

1/2 taza de agua

1 botella de 750 ml. de vino rosado

1/2 lt. de soda o agua tónica fría

1 naranja cortada en rodajas delgadas

Preparación: En una olla grande, mezcla las fresas, el azúcar y el agua, y déjalas a fuego lento, revuelve para que el azúcar se disuelva y se convierta en un almíbar.

Retira la olla y deja reposar. Cuando la mezcla esté fría, pásala lentamente por un colador.

Luego, coloca el líquido en una jarra grande, si quieres puedes picar unas fresas más e incorporarlas al vino. Deja conservar esta mezcla durante por lo menos 24 horas. Mezcla cuidadosamente todo una vez más, escoge los vasos y ponle las rodajas de naranja.

Sangría de tinto: Acá aprenderás cómo hacer la auténtica española.

Ingredientes:

1 botella de vino tinto

2 duraznos grandes

1 manzana roja

1 manzana verde

1/2 litro de zumo de naranja natural

El zumo de un limón

1 rama de canela

Para el almíbar:

2 cucharadas de azúcar (morena o blanca)

2 cucharadas de agua

Preparación: En una jarra grande, preferiblemente de dos litros, incorpora el vino tinto. Pela y pica en cuadros los duraznos y las manzanas e incorpóralos en el vino para que la fruta no se oxide. Añade el zumo de naranja y de limón.

Ahora prepara el almíbar. En una olla mezcla las dos cucharadas de azúcar, las dos cucharadas de agua y la rama de canela, revuelve bien y déjalo conservar a fuego lento hasta que se disuelvan completamente. Retírala y déjala enfriar, después añade el almíbar a la sangría.

Deja reposar la sangría durante mínimo dos horas a temperatura ambiente, de esta manera el vino absorberá todo el sabor de las frutas. Apenas la vayas a servir, recuerda añadirle hielo.

Esto es opcional, pero si quieres que tu sangría quede más suave, añádele gaseosa sabor a naranja o limón.

Sangría blanca: Esta versión es más ligera que la tradicional, además que es una opción genial para los que prefieren el vino blanco.

Ingredientes:

3 cucharaditas de azúcar

3 cucharaditas de licor de manzana

1 lima cortada en rodajas

1 limón cortado en rodajas

2 duraznos grandes cortados en cuadros

3 manzanas verdes cortadas en cuadros

1 libra de frambuesas

1 botella de vino blanco seco

Agua tónica o gaseosa de limón

Preparación: En una jarra grande combina el azúcar, el licor de manzana, la lima y el limón cortado en rodajas, los trozos de durazno y las manzanas, luego agrega el vino blanco y déjala enfriar durante mínimo cuatro horas. Al momento de servirla, hecha una cucharada de fruta en cada vaso, luego incorpora las frambuesas y por último el líquido. Si quieres reducirle el sabor a licor, puedes agregarle gaseosa o agua. 

Carulla