Se acerca el Día del Amor y la Amistad y el clásico plan es salir a cenar. Sin embargo, Carulla quiere proponerte otro plan más especial en el que sorprendas a tu pareja con algo hecho por ti. Un postre y unos cupcakes serán la combinación perfecta y fácil de hacer para disfrutar de un gran día.

A continuación, las dos recetas para pasar un día lleno de amor, dulce y amistad.

 

Mousse de fresa:

Este postre es fácil de preparar y no necesitas ingredientes difíciles de conseguir. Aquí su preparación:

Ingredientes:

-       250 gramos de crema de leche o crema batida.

-       500 gramos de fresas.

-       Azúcar.

-       4 huevos.

 

Primero, toma los 500 gramos de fresa, quítale las pequeñas hojas que lleva en la parte superior y pon la fruta en la licuadora sin agua. Tritúrala hasta que tenga aspecto de puré. Luego de esto, coge un colador y vierte allí el puré para limpiarlo de las semillas.

Segundo, esparce en un recipiente la crema de leche o la crema batida según tu elección. Combínala con el puré de fresas licuado anteriormente hasta que los dos sean una sola mezcla uniforme y rosada.

Tercero, toma los cuatro huevos y separa la clara de las yemas. En seguida, toma las claras y deposítalas en un recipiente para batirlas hasta que tengan un tono blanco. Añade azúcar al gusto y revuelve de nuevo hasta que desaparezca el endulzante en la mezcla y pruébalo para cerciorarte de que esté a tu gusto.  

Cuarto, agrega el puré a las claras con azúcar previamente batidas y revuelve de nuevo. Cuando esté listo, sirve la mezcla en vasos de vidrio y si lo deseas, agrégales fresa picada o entera.

Por último, pon los vasos en la nevera y espera tres horas para sacarlos y disfrutar de tu mousse de fresas.

 

Cupcakes de vainilla:

Para acompañar el mousse se pueden hacer unos cupcakes. Aquí sus ingredientes y su preparación:

Ingredientes: para 12 cupcakes pequeños.

-       1 cucharada pequeña de extracto de vainilla.

-       2 huevos.

-       1 taza de leche.

-       Media taza de mantequilla derretida.

-       Media cucharada pequeña de sal.

-       2 tazas de harina.

-       2 cucharadas pequeñas de polvo para hornear.

-       3/4 de taza de azúcar.

-       12 moldes de papel para cupcakes.

 

Con todos los ingredientes listos, precalienta el horno a 170 grados centígrados. Mientras eso sucede, toma una bandeja para cupcakes (de las que tienen la forma de esta pequeña torta) y coloca allí los 12 moldes de papel. Si no tienes moldes, ponle mantequilla a la bandeja para que los cupcakes no se peguen.

Ahora, pon la mantequilla y el azúcar en un tazón. Revuélvelos hasta que sean una mezcla homogénea para luego agregarle la harina, la sal y el polvo para hornear. Después agrégale los huevos, la leche, la vainilla y bate todo hasta tener una crema uniforme. Si deseas añadir chocolate o pedacitos de fruta cristalizada este es el momento.

Luego toma cucharadas de la mezcla y colócalas en cada uno de los orificios de la bandeja de cupcakes. No los llenes del todo, deja un espacio para que el cupcake crezca y no se desborde.

Ubica la bandeja en el horno y déjala allí unos 15 minutos. Cuando pase el tiempo, mete un cuchillo entre uno de los cupcakes, si sale limpio ya están listos.

Disfrútalos así o añádeles crema chantilly y una cereza en la punta. Esto les dará un toque más especial.

Dos recetas fáciles de hacer para celebrar el amor y la mistad con ingredientes que te ofrece tu Carulla más cercano.