El café de nuestro país sigue siendo un referente mundial, por su calidad, variedad, producción y forma de recolección artesanal. Caldas, Risaralda, Quindío, la región norte del Valle del Cauca, el noroccidente del Tolima, Antioquia, Huila,  Nariño, entre otros, son las zonas de mayor producción nacional, que no solo importan este producto, sino que permiten llevar a diferentes partes del mundo, tan preciado grano.

Para conocer de primera mano toda la cultura cafetera, destacamos algunos municipios para que vayas te deleites con esta bebida y aproveches diferentes atractivos turísticos que se han desarrollado de manera paralela, para hacer de tu visita toda una experiencia.

  • Palestina (Caldas): se encuentra en el corazón cafetero de Colombia y se destaca por su alta producción, gracias a sus óptimas condiciones climáticas para su cultivo, lo que lo hace atractivo para conocer de la planta de café y su proceso productivo. Además, será un punto exportador agrícola, gracias a que próximamente tendrá el Aeropuerto Internacional del Café.
  • Armenia (Quindío): la comercialización e industrialización del café destacan a la capital quindiana. Es un referente por excelencia del café colombiano, teniendo hermosos paisajes y cercanía con el Parque Nacional del Café- a media hora de distancia-, donde podrás disfrutar de atracciones mecánicas, acuáticas y temáticas.
  • Andes (Antioquia): posee más de 10.000 hectáreas dedicadas a la caficultura, lo que lo ha catalogado como la “capital cafetera y comercial del suroeste antioqueño”. Sus fincas cafeteras, parques e iglesias, lo convierten en un destino interesante de la zona paisa.
  • Gigante (Huila): su economía agrícola es el café. Sus fincas agroturísticas, permiten conocer el proceso de siembra y recolección del café. A su vez, se puede realizar la ruta del café partiendo desde este destino, hacia otros municipios como Garzón y Gigante.
  • Líbano (Tolima): el café sigue siendo uno de los sustentos de su economía. Su temperatura fría, también se convierte en un entorno ideal para la producción de este fruto. Este municipio tolimense, es reconocido por ser la entrada al Parque Nacional Natural de los Nevados, así como turismo ecológico y cultural.

El café, sigue siendo la base económica de algunos territorios gracias a la dedicación de los caficultores colombianos, que con los años han permitido que el país se destaque ante el mundo y sean las regiones un atractivo para que los extranjeros y propios, conozcan de primera mano el proceso que lleva tan exquisita bebida y sus derivados desde el cultivo a la mesa.