Este clásico de la comida suiza tiene un sinfín de variedades y para todos los gustos, pero quizás los niños en algunos casos no están acostumbrados a los sabores fuertes o pronunciados de los quesos que se emplean para hacer el mismo.

A continuación, te doy algunas ideas para que los niños también puedan participar de esta fantástica comida.

·         Puedes encontrar en los supermercados las mezclas listas para realizar o si bien prefieres hacerlo tú, es suficiente con solo 2 clases de queso, es decir, puedes utilizar Tilsit y Gruyere, o bien puedes utilizar un Emmenthal con algunas de los dos quesos mencionados.

·         Para nivelar y darle un sabor un poco más balanceado a nuestro fondue, agrégale una taza de jugo de manzana. Al ser tan concentrados y dulces estos extractos de fruta, van a nivelar muy bien los sabores ácidos y amargos que puedan traer los quesos.

·         Acompaña el fondue con frutas como manzanas, peras y duraznos. Esta combinación hará que los niños la pueden degustar mucho más fácil. Además, nos aporta proteínas y vitaminas.

·         También es recomendable acompañar la fondue con algún embutido. Trata de escoger aquellos que no tienen tanto contenido de sodio. Pregunta en el Delicatesen de los supermercados para que te puedan orientar mejor. Hoy en el mercado hay varias opciones como salchichas de pavo o alguna opción vegetariana.

·         Si los quieres hacer dulces el chocolate es la mejor opción. Ya hay mezclas que están listas en el mercado, lee bien las instrucciones porque hay algunas que se calientan en baño maría o en el horno microondas.

·         Si prefieres hacer tus propias mezclas, trata de elegir un chocolate con mayor contenido de cacao y menos contenido de grasa. Los hay desde el 36% cacao (más dulces) o hasta el 75% (más amargos).

·         Elige frutas en lo posible maduras. La mezcla entre el chocolate y frutas va muy bien. Algunos ejemplos son: fresas, bananos, manzanas verdes o rojas.

·         Trata de no utilizar frutas con bastante contenido de agua, papaya, piña y kiwi. Estos cortarán el chocolate.

Jorge Villamil Martínez