El vino y la comida están hechos el uno para el otro y es en esta relación duradera donde comenzamos a vivir y experimentar todo tipo de experiencias. El maridaje en muchas ocasiones genera temor y esto se debe en gran parte al desconocimiento que hay alrededor del tema, pero, lo que hay que tener en cuenta a la hora de acompañar una comida con un buen vino, es que es un momento para disfrutar, y esto va mucho más allá de las reglas que existen para maridar. De igual manera, tenemos que saber que hay combinaciones que resultarán más exitosas que otras, claro, todo depende del gusto de cada persona. Tal como en la comida, y es algo que se vuelve intuitivo con el tiempo, poder definir el sabor de lo que ingerimos es mucho más familiar para nosotros ya que lo vivimos día a día, diferenciar si la preparación es salada, dulce, ácida, amarga o agria teniendo en cuenta su temperatura, fría o caliente, nos permite imaginar un sabor aproximado aún sin haber probado lo que estamos preparando.  Con el vino pasa exactamente lo mismo, y puedes apreciarlos según su cantidad de taninos, su acidez, también por su dulzor o, sus grados de alcohol.

Entre los vinos encontramos las siguientes combinaciones:

El vino tánico con un sabor fuerte nos da la sensación de sequedad en la boca. Es perfecto para acompañar comidas con buena cantidad proteica y grasas.

Los vinos ácidos, entre ellos encontramos el vino blanco, el rosado, y algunos vinos tintos. Van bien con comidas grasas y tienen el poder de lograr que las comidas sean más saladas, pero, si se acompaña con comidas dulces, tendrá el efecto contrario, las preparaciones  parecerán menos dulces.

Vinos dulces, son ideales para las comidas dulces ya que resaltarán ambos sabores o, si lo prefieres, puedes tomarlos con comidas ligeramente saladas.

Los vinos con alto grado de alcohol es recomendable acompañarlos por comidas fuertes como carnes y cocidos.

Así que, para elegir el mejor vino que acompañe tus comidas, piensa en la preparación como algo global, desde sus ingredientes hasta los posibles sabores que encontrarás cuando los mezcles, de esta manera, podrás elegir el tipo de vino adecuado que complemente esta hermosa experiencia.

Comment