En repetidas ocasiones, personas de todos los ámbitos sociales hemos dormidos intranquilos pensando ¿ y que voy a comer mañana?

Bueno, lo primero que hay que solucionar es el desayuno, que como su propio nombre lo explica significa dejar de ayunar.

Nadie se quiere complicar preparando un desayuno, por qué no hay tiempo o porque la mayoría tenemos el normal pero devastador síndrome de la pereza.

una barra de cereal, para los que les gusta las opciones saludables y lo único que tienes que hacer es juntar de tu cereal o gramola común con miel, unos cuantos minutos en el congelador y tienes una barra de cereal saludable.

Con la fruta, nada que hacer, esta debe ser pura sin ningún proceso pero puedes agregarle un poco de tahin (esa mezcla mexicana deliciosa de limón, picante y sal) , solo ese detalle cambiará tu fruta de la mañana.

Y para los que nos gusta las opciones menos fitnes les recomiendo un emparedado delicioso con queso gruyere, salami y rugula, pero secreto de este delicioso bocado es que pongas miel en un lado del pan, y mermelada de naranja amarga (me encanta la de casino) en el otro pan.

Empieza tu día con el pie de derecho y rompe la rutina aburrida de los mismos desayunos.

Buen apetito.

Juan David Montoya