¡Me declaro fanático de la carne de cerdo!. Pero al hablar de costillas con salsa BBQ el asunto es de otro nivel. Aunque parezca sencillo, este plato requiere algo de paciencia y técnica para que su resultado sea excelente.

Los siguientes pasos, podrían ayudarte a mejorar y a lograr que este plato sea perfecto:

1.    Las costillas de cerdo: Elige siempre costillas magras (que tengan un color rosado y vetas blancas). Asegúrate de que su olor sea neutral y que no tenga colores verdes o grises; a diferencia de la carne de res, la carne de cerdo no cuenta con procesos de maduración prolongados.

2.    Adobo: La carne de cerdo es una de las piezas más nobles que existen dentro de la gastronomía. Su terneza hace que los sabores dulces, picantes y ácidos resalten. Aunque las costillas llevan el acompañamiento de la salsa BBQ (que suficiente sabor tiene), siempre es oportuno agregarle un poco de jengibre, ajo, romero y frutas acidas como naranja, mandarina, limón o maracuyá. Mezcla los ingredientes en las costillas y llévelas a la nevera por lo menos durante 8 horas para que los sabores se concentren mejor.

3.    Técnica de cocción: Por lo general, la técnica más utilizada para cocinar las costillas es asarlas (al horno), por su cocción pareja y rápida hacen que sea la técnica más usada. Pero cuidado, ten en cuenta las siguientes recomendaciones:

·       Precalienta el horno a 180°C. Esta es la temperatura indicada para que su preparación no quede cruda o muy seca.

·       Utiliza una placa de horno o refractaria con bordes altos. Esto te ayudará a que los excesos de grasa y líquidos no caigan en la base del horno y demores horas limpiándolo.

·       Agrega un poco de aceite a las costillas para que no se vayan a adherir a la placa y se puedan romper. En la base donde vayas a cocinar agrega zanahoria, cebolla y apio en cubos grandes. Esto te ayudará a aportar más humedad.

·       Siempre cocina las costillas primero por el lado del hueso, es decir, que el hueso esté en la parte de arriba; cocínalo por lo menos 20 minutos, pues esta zona demora más en cocinar. Dale la vuelta y llévalo al horno por 25 minutos más.

·       Agrega sal gruesa y pimienta recién molida cuando la cocción esté finalizada.

4.    Salsa BBQ: En el mercado hay una amplia oferta de salsas BBQ. Las hay picantes, dulces, saladas, con aderezos de mostaza y hasta miel. A pesar de venir listas, puedes mejorarlas. Para ello, calienta un poco de salsa en un sartén a fuego bajo, agrega 1 cucharada de azúcar, 1 cucharada de vinagre blanco y mézclalo constantemente.

Lo anterior son solo unos concejos que pueden ayudarte a innovar y lograr una receta exquisita y única de este plato. De antemano te invito a seguir explorando y descubriendo el infinito mundo de la gastronomía y de éste sencillo plato que a muchos nos hace suspirar.                                                   

Jorge Villamil Martínez