Desde pequeños en casa nos enseñaros reglas básicas de comportamiento a la hora de sentarnos en la mesa, pero estas costumbres no son iguales en otros lugares del mundo, Por eso, si tienes planeado un viaje a otro país sería importante conocer los hábitos y costumbres y así evitar situaciones incomodas.

Aquí te contamos algunos de esos hábitos a la hora de comer en algunos países.

Hungría

A la hora de hacer un brindis en Hungría es importante tener en cuenta no hacerlo con cerveza, ya que esto es considerado una ofensa para ellos. Cuenta la historia que cuando ellos perdieron la guerra de la revolución contra los austriacos, estos brindaron con cerveza su victoria.  Por tal razón, si estas en una reunión y la ocasión merece un brindis, asegúrate de no hacerlo con esta bebida.

Corea del sur

En este país de Asia Oriental, es considerado una falta de respeto muy grave, empezar a comer antes que la persona mayor de la mesa. En Corea del Sur, los adultos, son considerados los miembros más importantes de la familia, por lo que esta acción podría entenderse como una ofensa en esta cultura.

España

En este país europeo es de mala educación levantarse de la mesa una vez se haya terminado de comer, lo culturalmente habitual es quedarse un poco más de tiempo para departir con los acompañantes.

India

En esta parte del Oriente medio y algunos países del África, se tiene como costumbre comer con la mano derecha, no se utilizan cubiertos y en algunos lugares no se sirve en un plato, sino en una hoja. La mano izquierda solo es utilizada para aseo personal, por lo que resulta repugnante que alguien coma con esta mano.

Francia

Pagar la cuenta en el país galo puede llegar ser algo complicado, ya que se acostumbra que una sola persona pague la cuenta, es de mala educación dividir la cuenta entre los acompañantes. Así que si vas a salir a cenar en Francia asegúrate de llevar dinero suficiente para pagar la cuenta.

Armenia

En este país tienen la costumbre de quien se tome el último trago de la botella está obligado a pedir la siguiente. Por eso, a la hora de servir la bebida, debes fijarte y alistar el bolsillo si te toca pedir la siguiente.