Tomarse una taza de café puede ser la diferencia para empezar un día con toda la energía o no. Igual que una pausa en la tarde para disfrutar de esta bebida, ambas actividades hacen parte de nuestra cultura cafetera.

Pero, ¿qué tanto sabemos de nuestro propio café? Específicamente, de aquellos que tienen el sello de Denominación de Origen. Conoce los tres tipos principales y otros datos curiosos sobre nuestro café y compártelo con los demás.

Café Exótico: se cultivan en condiciones micro climáticas, agroecológicas y socioculturales y delimitadas geográficamente.

Café de Finca (Estate Coffee): se cultivan en una finca bajo altos estándares de calidad, produciendo alrededor de 500 sacos por año.

Café Regional: se cultivan en diferentes regiones del país con condiciones geográficas que influyen en su sabor y cualidades. Actualmente, 20 de los 32 departamentos son caficultores.

En Colombia existen denominaciones de origen regionales de café. Cuando vayas al supermercado fíjate en los cafés de Juan Valdez o Nespresso, marcas registradas por la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia para su distribución.

Dicen que en la variedad está el placer. Por eso te mostramos las diferentes denominaciones de origen que tenemos a la fecha y sus cualidades.

Denominación de Origen Café de Santander: esta región produce cafés balanceados, de acidez media y sabores frutales, dulces y herbales. Al tomarlo sientes una ligera sensación cítrica.

Denominación de Origen Café de Huila: tiene un aroma floral y frutal intenso, una acidez alta y cuerpo medio

Denominación de Origen Café de Nariño: el café de esta región tiene notas dulces, aroma pronunciado y acidez alta.

Denominación de Origen Café de Cauca: su aroma es fuerte y acaramelado, su sabor es suave con notas florales y dulces, y su acidez también es alta.

Denominación de Origen Café de Sierra Nevada: las condiciones geográficas de esta zona del país, producen un café balanceado con sabores similares al chocolate. De acidez media y aroma dulce.

Denominación de Origen Café de Tolima: un café balanceado, suave y diversos sabores dulces con notas cítricas y frutales. Es un café de acidez alta.

Cosechados por cientos de familias cafeteras, los cafés de origen llevan en su sabor y propiedades las características geográficas de cada territorio. Entonces, si eres o te consideras un Coffee Lover, sin duda será algo en lo que te fijarás en adelante.

¿Aún no sabes con cuál café de origen quedarte?, tenemos una idea: elígelo por la región en la que naciste o por la que más te guste visitar. Luego búscalo AQUÍ y comienza tu día con una taza de café de alta calidad.