Muchas personas tienen una percepción errada acerca de las hamburguesas, y su beneficio como alimento para el organismo, por esta razón la tildan de comida poco saludable y no la incluyen en su alimentación, este concepto que se tiene en general, tiene mucho que ver con la mala reputación que se le dio a esta famosa receta, gracias a que cadenas de comida estandarizaron su preparación para la venta usando ingredientes no tan buenos como se debía.

En realidad el origen de la hamburguesa es de una receta llena de variedad de ingredientes, pero sobre todo de muy buena calidad, pues se preparaba para reponer y equilibrar energías necesarias para las jornadas de trabajo de cierta época en europa.

Los ingredientes, entonces son los que marcan la diferencia en la preparación y el disfrute de la hamburguesa y de ellos depende que el producto final sea de la mayor calidad de sabor y nutricional. Las variaciones de hamburguesas son infinitas y dependen del gusto de cada quien pero básicamente se compone de ingredientes como:

●  Carne, pescado o ingredientes vegetales para la hamburguesa (buey, ternera, cerdo, cordero, pollo, pescado o tofu son los más comunes).

●  Panecillos, de trigo, centeno, cereal etc.

●  Guarniciones: Lechugas, hortalizas, frutas.

● Variados tipos de quesos.

Aderezos como el adobo, pesto, mayonesa, salsa de tomate, salsa agridulce etc.

● Y por último hierbas y/o especias.

Ya sabiendo que lo más importante son los ingredientes solo nos queda darte unos tips para que la preparación y la presentación final sean las de una hamburguesa gourmet como ninguna:

●  La carne debe tener un 18­20% de grasa para que sea jugosa y consistente.

●  Cuando uses carne o pescado puedes buscar una creativa y exquisita forma de marinarla.

●  El pan debe estar en un punto medio, ni muy suave y poroso, pero tampoco muy crujiente.

●  Ten en cuenta que las guarniciones se pueden tostar, las hortalizas asar y las cebollas freír o caramelizar por darte algunos ejemplos.

●  El queso se debe fundir para obtener su aroma y sabor.

●  Varía y mezcla aderezos par contrastar sabores.

●  Dale vuelta a la carne una sola vez y no la presiones mientras la preparamos para que no pierda sus jugos y sabores naturales.

●  Usa condimentos con mesura pues estos cambian o intensifican sus aromas y sabores con el calor.

Incluye buenos ingredientes, se creativo e imaginativo e inventa tus propias recetas para lograr hamburguesas de calidad superior que no tenga que envidiarle a los platos más exquisitos y saludable. 

Carulla.