El jamón Serrano es un producto insignia de la cultura y gastronomía Española. En esta zona lo consumen como un tipo de botana cuando están con amigos y puede llegar a ser tan especial para ellos que cabe pensar dar como regalo una pierna de jamón.

Para escoger un buen jamón serrano hay que tener en cuenta más de un factor: Todo empieza desde el desposte del animal hasta que llega a nuestro súper mercado. ¿Cómo podríamos saber si es bueno si no conocemos su proceso de elaboración? La verdad, es muy sencillo. Hay que seguir unos pasos y ser muy detallistas con ciertos detalles para saber si estamos llevando una pieza excelsa o no.

PASOS PARA ESCOGER UN JAMÓN SERRANO.

1. Para estar seguros de lo que estamos consumiendo compremos la pierna de jamón completa. Esto con el fin de ver y conocer la calidad del producto en su totalidad.

2. Su grasa debe tener un color pálido. Si llega a ser casi amarillo, seguramente no es una buena pieza de jamón.

3. Debe ser una pierna uniforme. No debe tener un hueco y que se noten los cortes del desposte. Esto, es sinónimo de mala calidad y podremos percibir que el sabor de la pierna no es igual.

4. No se debe cortar con cuchillo eléctrico o algo que genere temperatura o fricción, esto puede llegar a ser perjudicial para el sabor de nuestra pierna de jamón. Debemos cortarlo con un cuchillo fileteador seccionando las porciones.

Ya sabiendo esto puedes escoger y comprar con más seguridad tu pierna de jamón.

José Serrano